Más de 17 mil pulseras inteligentes llegan a los estudiantes de séptimo básico en la Región

El dispositivo tecnológico es una de las medidas del Plan Contrapeso y busca, a través de la tecnología, incentivar la práctica de la actividad física.

Provincial, Julio de 2017; Durante el período 2017, los programas Me Conecto para Aprender y Yo Elijo Mi PC entregan junto al equipo computacional, una pulsera inteligente para la actividad física. Esta pulsera cuenta con una pantalla táctil, batería con una duración de 160 hrs, para ser utilizada con una aplicación disponible en Google Play, App Store y Windows Store.

“Este es una de las medidas que se enmarca en el Plan Contrapeso, para incentivar la actividad física entre los estudiantes. Este elemento tecnológico los ayudará a monitorear la actividad que realizan a diario y les pondrá metas que incentiven la práctica del deporte en la comunidad escolar, en la región del Biobío serán entregadas 17.619 pulseras inteligentes dentro del programa Me Conecto para Aprender y Yo Elijo Mi PC”, agregó Karina Silva, Directora Regional de Junaeb.

Su objetivo es incentivar la actividad física entre los menores de séptimo básico, gracias a sus funciones, tales como: contador de calorías, monitor de sueño y podómetro. El contador de calorías le entrega al estudiante una estimación de las calorías quemadas con el ejercicio realizado, según edad, talla y peso. El podómetro en tanto permite que los estudiantes puedan calcular los pasos recorridos y a su vez que vean cuántos pasos les faltan para alcanzar el objetivo diario.

Además un grupo de profesionales trabajan en la creación de material para ayudar a los estudiantes a utilizar correctamente la pulsara y a su vez incentivar el uso de ésta a nivel curricular.

Luego de esta implementación Chile quedaría posicionado como uno de los países con más dispositivos tecnológicos dentro de la población escolar, duplicando las compras del año 2016 donde se adquirieron cerca de 130.000 pulseras inteligentes en el mercado. 

PLAN CONTRAPESO

Uno de cada cuatro menores de prekínder en Chile es obeso o tiene algún grado de sobrepeso. De acuerdo a esas cifras arrojadas por el Mapa Nutricional Junaeb 2016, la institución ha decidido aplicar un plan con 50 medidas concretas para combatir la obesidad escolar. Entre las iniciativas se encuentra el cambio de los insumos en las preparaciones de las comidas entregadas por Junaeb (Programa de Alimentación Escolar) aumentando el uso de frutas y verduras, disminuyendo el azúcar de la dieta y eliminando los alimentos con alto contenido graso. Además de incentivar la actividad física y la vida saludable entre los estudiantes con los recreos participativos y  la entrega de pulseras inteligentes para la actividad física a más de 100.000 niños de séptimo básico a nivel nacional, para promocionar el ejercicio en la población escolar.

RELACIONADOS

Deje su comentario:

Comentarios

También te podría gustar...